▷ Embriagarse de olor a mar ✍

Embriagarse de olor a mar

Tras una década desde su partida, recalaba a su hogar. Su partida no había sido fortuita, condicionalmente esta se debió a una orden dada por su superior. Era él, hombre de hacer guardar la ley y el orden. Y como tal, le ordenaron ir de aguacil jefe a otra jurisdicción.
Pero, después de ese período alejado del pueblo que lo vio nacer. Hoy regresa a casa, a su casa, a su hogar, al pueblo, a su pueblo. Pueblo este pequeño, pero entrañable. Pueblo de pescadores, situado en una tranquila y resguardada bahía costera.
Él regresaba para quedarse. Este era su hogar y no lo volvería abandonarlo jamás.
Por su edad, acababan de jubilarlo ya, y ahora quiere disfrutar del mar. Salir a navegar, pasear por la bahía y las olas contemplar. O simplemente, sentarse en la orilla de este y respirar. Inhalar tan profundo, como para poder embriagarse de su olor tan peculiar.

Deja un comentario

En Recetasypoemas.com (titularidad de María Milagrosa Reyes Marrero) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a milareyesmarrero@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

+ 69 = 76

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba