▷ Zapato rojo de tacón ✍

Zapato rojo de tacón

Cada día al ir a trabajar, pasaba por delante del escaparate de la zapatería de la calle principal y cada día ante el me paraba. La razón no era otra que, admirar un precioso zapato rojo de tacón. Y cada día al pasar, parar y al zapato mirar, me volvía lo mismo, a mí misma preguntar.
— Me los podría comprar y ponérmelos solo un ratito para andar.
Pero luego recapacitaba y me contestaba.
— No te los puedes comprar ya que, bien sabes tú que con los tacones no das ni un paso del tamaño de una aceituna.
Pero yo no le hice caso a mi razón y si a mi corazón. Los zapatos rojos yo me compré y para salir de fiesta al siguiente día los estrené. Contenta y feliz iba yo. Habían pasado ya más de cuatro horas y todavía a mí, mis pies no me dolían. Mi corazón rebosante estaba y a mi razón le inculcaba.
— Ves como yo tenía razón y gracias a eso, estoy disfrutando de mis zapatos rojos de tacón.
Pero no pasaron no más de noventa minutos, cuando mis pies pedían a gritos que los liberara de aquellos tiranos tacones.
— Qué hago, me preguntaba, el trayecto de vuelta a casa, he de hacerlo andando y el tiempo que tardaré en recorrerlo, son algo más de dos horas.
— Te lo dije, le decía la razón.
— Lo sé, lo sé, le respondía el corazón.
— Libéranos, le decían los pies.
— ¡De acuerdo!
— De acuerdo qué, dijeron al unísono, la razón y los pies.
— De acuerdo a los dos. A ti razón, la razón tenías, la razón te la doy. Y a vosotros pies, de acuerdo, os liberaré.
Y sin pensárselo dos veces, se agachó, se quitó sus zapatos de tacón y a los pies liberó y tras habérselos quitado, andando descalza a su casa se marchó.
Al siguiente día, de camino a su trabajo, como siempre por delante del escaparte de la zapatería de la calle principal volvió a pasar y delante del se volvió a parar y como no, a otros preciosos zapatos de tacón volvió a admirar. Solo que esta vez, a sus emociones logró controlar.
▷ Sin perfección ni exquisitez 📖
c919010fcec2d336e223258a493e5ce9

Sin perfección ni exquisitez No tiene un cuerpo perfecto tampoco, una belleza exquisita su estatura, es más bien corta tiene, Read more

▷ El eco de sus tacones 📖
e914558b2d1ba8901152392da365c367

El eco de sus tacones El eco en el callejón Es lo único que él escucho Cuando por su nombre, Read more

▷ Enamorada de una caricatura 📖
e22fd3065e03acc5e6c32e5f30253cfc

Enamorada de una caricatura I Pelo negro Negro y ensortijado Así tenía el pelo El pelo su enamorado

▷ Zapatos marrones 📖
Zapatos marrones

Zapatos marrones I Llamó a mi puerta Yo se la abrí Nada más verla Vi su cara algo desencajada

▷ La ovación 📖
La ovación

La ovación I Zapatos nuevos Llevan de adorno Un lazo marinero De color canelo

▷ Las dos caras de la Navidad 📖
ca70f255bd2394191d82d5fae8f6827e

Las dos caras de la Navidad Al modisto de moda, un vestido encargaré El mejor peluquero, mi pelo peinará Unos Read more

Deja un comentario

En Recetasypoemas.com (titularidad de María Milagrosa Reyes Marrero) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a milareyesmarrero@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

99 − 93 =

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba