▷ El desmayo ✍

El desmayo

Poco a poco, las fuerzas me iban fallando. Debí de desmayarme por culpa de la pérdida de sangre, tras una aparatosa caída que tuve una tarde del mes de agosto en que visitaba las ruinas del castillo encantado. No sé, por cuanto tiempo permanecí inconsciente, pero lo que si os puedo decir es que, mientras permanecí en ese estado, me sentí libre y muy feliz la vez.
El desmayo
[DCRP_shortcode style="3" image="1" excerpt="0" date="0" postsperpage="8" columns="2"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 1 =

Ir arriba