PORTADA 1

▷ Castañas asadas en el horno 🌰

El árbol del cual se recolectan las castañas es el castaño y pueden llegar a alcanzar los 20 o 30 metros de altura y ser milenarios. Su origen se le sitúa en Grecia y más concretamente en la zona de Tesalia. En España los podemos encontrar repartidos en varias comunidades autónomas incluida la comunidad canaria, que según parece fue en la isla de la Gomera y el Hierro donde se introdujeron y plantaron en primer lugar. Más tarde le siguieron Gran Canaria y La Palma y por último le llegó en turno a la isla de Tenerife.

La temporada de las castañas es propia del otoño y a diferencia de otras zonas de la Península en Canarias no se guardan las castañas de un año para otro. Por lo tanto, son un fruto temporal. Puesto que solo se consumen en su propia temporada y no más allá. Cierto es que aquí la producción es mucho más pequeña.

Las castañas son una fruta de color marrón brillante y es de sabor dulce. Es rica en hidratos de carbono complejos, son saciantes y a la vez tienen muy pocas calorías. Contienen una gran cantidad de fibra y están equiparadas a la naranja en cuanto a la cantidad de vitaminas C que nos aporta.

Son beneficiosas a la hora de controlar los niveles de colesterol y para las personas diabéticas. Y si a la hora de consumirlas no se rebasa la cantidad de 50 gramos son ideales para quienes lleven dietas de adelgazamiento.

Del castaño no solo se aprovechan sus frutos. Con su corteza se pueden curtir las pieles de los animales. Sus flores se utilizan para aromatizar el tabaco para fumar en pipa. Mientras que con la madera del castaño al ser de una resistencia considerable se pueden elaborar un sinfín de muebles, así como toneles para conservar el vino u otros licores. Con las varas de castaño se puede elaborar una gran variedad de cestería. Con la mezcla de sus hojas y las cáscaras de sus frutos se puede elaborar un champú que es ideal para cubrir las canas del cabello rubio. Pero del mismo modo en la medicina tradicional y más rural, a sus hojas se les atribuían poderes curativos y eran utilizadas para cortar la diarrea, para calmar los dolores provocados por el reúma, así como para curar la tos ferina.

Cada año al llegar el otoño y tras su recolección a la castaña se le festeja.

Pero no cabe duda de que las castañas son un fruto exquisito. Por regla general no se comen crudas ya que resultan un poco ásperas, lo que no significa que no se pueda hacer. Y guisadas las podemos elaborar de varios modos.

Receta de 🌰 Castañas asadas en el horno. Hoy vamos a elaborar una sencilla receta de unas castañas asadas al horno con sal gorda marina. Son ideales para comerlas entre horas, ya sea solos o en compañía de la familia o amigos.

Castañas asadas en el horno

Comensales: Entre 6 y 8

Tiempo de preparación: 40’

Ingredientes

500 gramos de castañas

1 cucharada de sal gorda marina

Preparación

1.En primer lugar encendemos el horno arriba y abajo y con el ventilador si se dispone del y a una temperatura de 200 grados.

 2.A continuación, ponemos las castañas en un escurridor, las ponemos debajo del grifo, las lavamos con agua fría y las dejamos escurrir. Después de escurridas cogemos papel absorbente y las secamos de los restos de agua.

3.Ya secas cogemos un pequeño cuchillo de cocina y con mucho cuidado para no cortarnos les hacemos un corte por ambos lados.

4.Después cogemos una bandeja de hornear o cualquier otro recipiente apto para el horno. En esta ocasión yo me he decantado por una pequeña paellera. Ya elegido el recipiente echamos la sal esparciéndola por todo el fondo y colocamos las castañas encima.

Castañas con sal gorda

5.Seguidamente bajamos el fuego a 180 grados, metemos el recipiente con las castañas encima de una rejilla de hornear dispuesta el centro del horno y dejamos que se cocinen durante unos 20 minutos, pero controlando en todo momento el que no se nos quemen.

Castañas en el horno

6.Transcurrido el tiempo de asado apagamos el horno y con mucho cuidado para no quemarnos sacamos el recipiente con las castañas.

Castañas asadas en el horno

7.Seguidamente las podemos depositar en otro recipiente y llevarlas a la mesa.

8.Pero del mismo modo, podemos llevarlas a la mesa en el mismo recipiente donde las hemos asado.

Castañas asadas en el horno

9.Ya en la mesa que cada uno se vaya sirviendo a su gusto de las Castañas asadas en el horno y buen provecho.

A modo de nota

Una vez las castañas en la mesa y a la hora de cogerlas, lo hacemos teniendo mucho cuidado para no quemarnos.

Sugerencia

Junto a estas Castañas asadas en el horno podemos servir unas Truchas de batatas.

Truchas de batatas


1815 Castañas asadas en el horno –
(c) –
Mila Reyes

Deja un comentario

En Recetasypoemas.com (titularidad de María Milagrosa Reyes Marrero) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a milareyesmarrero@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

WC Captcha 25 − 15 =

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio