Metidas en la zurrona

▷ Metidas en la zurrona 📖

Metidas en la zurrona

 

Para su hambre saciar

decidió ir a cazar,

se levantó muy temprano

y con escopeta en mano

y un par de perros por compañeros

salió de cacería al monte.

 

A lo largo de la mañana

se dedicó a cazar

y a medida que las apresó

para preservarlas del sol

en la zurrona las guardó

y a su espalda se la colgó.

 

Al llegar el mediodía

a su casa regresó

con las presas que cazó

a lo largo de la mañana

ya metidas en la zurrona

y esta, colgada a su espalda.

 

Al llegar a su casa

guardó la escopeta

metió los perros en sus casetas,

les echó de comer

y les llenó sus bebederos

de agua fresca.

 

Ya aviados sus perros

se fue a la cocina

abrió la zurrona

extrajo una perdiz y un conejo,

porque fueron esas las presas

capturadas durante la mañana.

 

Ya las presas fuera de la zurrona

se dispuso y las limpió

luego, cogió un poco de leña

la depositó en el fogón

y le prendió fuego

para convertirla en ascuas.

 

Fraguadas las ascuas

puso la caza al fuego

poco a poco la asó

ya soasada la comió

su hambre sació

y una larga siesta se echó.


Metidas en la zurrona –
(c) –
Maria Milagrosa Reyes Marrero

Deja un comentario

En Recetasypoemas.com (titularidad de María Milagrosa Reyes Marrero) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a milareyesmarrero@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

+ 10 = 12

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio