▷ La almohada ?

La almohada

Le gustaba dormir abrazada a ella,

no le gustaban muy duras,

más bien blanditas,

sí tenía que elegir el tamaño,

las elegía siempre pequeñitas

En cuanto al color, le daba igual,

lo mismo que la nacionalidad,

pero a la hora de irse a la cama,

que nadie se la cambiara,

y mucho menos, se atreviera a tocarla,

ya que era ella la única

que, a la hora de irse a dormir a la cama,

lo haría abrazada a su pequeña y blanda almohada


La almohada –
(c) –
Maria Milagrosa Reyes Marrero

[DCRP_shortcode style="3" image="1" excerpt="0" date="0" postsperpage="8" columns="2"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 6 = 3

Ir arriba