▷ Zapato rojo de tacón ✍


Zapato rojo de tacón

Cada día al ir a trabajar, pasaba por delante del escaparate de la zapatería de la calle principal y cada día ante el me paraba. La razón no era otra que, admirar un precioso zapato rojo de tacón. Y cada día al pasar, parar y al zapato mirar, me volvía lo mismo, a mí misma preguntar.
— Me los podría comprar y ponérmelos solo un ratito para andar.
Pero luego recapacitaba y me contestaba.
— No te los puedes comprar ya que, bien sabes tú que con los tacones no das ni un paso del tamaño de una aceituna.
Pero yo no le hice caso a mi razón y si a mi corazón. Los zapatos rojos yo me compré y para salir de fiesta al siguiente día los estrené. Contenta y feliz iba yo. Habían pasado ya más de cuatro horas y todavía a mí, mis pies no me dolían. Mi corazón rebosante estaba y a mi razón le inculcaba.
— Ves como yo tenía razón y gracias a eso, estoy disfrutando de mis zapatos rojos de tacón.
Pero no pasaron no más de noventa minutos, cuando mis pies pedían a gritos que los liberara de aquellos tiranos tacones.
— Qué hago, me preguntaba, el trayecto de vuelta a casa, he de hacerlo andando y el tiempo que tardaré en recorrerlo, son algo más de dos horas.
— Te lo dije, le decía la razón.
— Lo sé, lo sé, le respondía el corazón.
— Libéranos, le decían los pies.
— ¡De acuerdo!
— De acurdo qué, dijeron al unísono, la razón y los pies.
— De acuerdo a los dos. A ti razón, la razón tenías, la razón te la doy. Y a vosotros pies, de acuerdo, os liberaré.
Y sin pensárselo dos veces, se agachó, se quitó sus zapatos de tacón y a los pies liberó y tras habérselos quitado, andando descalza a su casa se marchó.
Al siguiente día, de camino a su trabajo, como siempre por delante del escaparte de la zapatería de la calle principal volvió a pasar y delante del se volvió a parar y como no, a otros preciosos zapatos de tacón volvió a admirar. Solo que esta vez, a sus emociones logró controlar.
standard 150 - ▷ Zapato rojo de tacón ✍

Artículos Relacionados


Deja un comentario

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Mila Reyes
Finalidad: Gestionar y publicar tu comentario.
Legitimación: Tu consentimiento.
Tratamiento: Tu comentario puede que lo revise un servicio de detección automática de spam, Akismet.
Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Axarnet (proveedor de hosting de recetasypoemas.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de Axarnet.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra Política de Privacidad
Plazo de conservación de los datos: Los datos proporcionados se conservarán indefinidamente o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. 
Para más información consulta nuestra Política de Privacidad.