▷ A modo de regadera ✍

A modo de regadera

El día había amanecido oscuro. Era otoño y estaba siendo duro. Las nubes, habían ocupado el cielo al completo y estas, amenazaban con descargar agua, a modo de tormenta en cualquier momento. Daba miedo al mirar el firmamento, por sospecha de que este, te absorbiera y luego te escupiera, a modo de regadera. Que ganas, de que el otoño terminara ya y que el invierno, llegara detrás en cualquier momento. Para que así, cuanto antes, estos dieran paso a la primavera.

A modo de regadera

[DCRP_shortcode style="3" image="1" excerpt="0" date="0" postsperpage="8" columns="2"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 1 =

Ir arriba