▷ El cuervo agazapado 📖

El cuervo agazapado

Una tarde de mucho viento

en el techo de mi casa

se posó un cuervo negro

que, debido a la ventisca

este, se había desorientado

yo, lo miré con atención

y este, en mi tejado

se había agazapado

allí, el cuervo permaneció

hasta que, el viento arreció

y cuando eso ocurrió

el cuervo negro, alzó su vuelo

y de nuevo, por el cielo

el cuervo, su ruta siguió


El cuervo agazapado –
(c) –
Maria Milagrosa Reyes Marrero

[DCRP_shortcode style="3" image="1" excerpt="0" date="0" postsperpage="8" columns="2"]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

64 − = 58

Ir arriba