▷ Día de San Valentín 📖


Día de San Valentín

“Historia de un/a parado/a”

Valentín, un sacerdote nacido en el siglo III de la antigua Roma, impulsor de la unión de las parejas, los días 14 de febrero de cada año. Acaso fue sin saberlo además, el impulsor del marketing, en los grandes centros comerciales y sobre todo, impulsor del consumismo en su gran mayoría de, bombones en todas sus variedades, flores de todos sus olores y colores, además de otras vanidades. Seguro que, más de una empresa, dará las gracias a este santo si la salva de un cierre inminente. Pues, con la crisis que tenemos encima, no es para menos.
Es que acaso, hay tiempo para pensar “que día es mañana, y que se celebra el día del amor”.
La crisis es mundial, sí, pero en España ya tenemos casi cinco millones  y medio de parados/as, además con previsión de que siga subiendo, pues se seguirán destruyendo puestos de trabajo, cierre de empresas, por lo que cada vez los/as parados/as serán más y sin posibilidad de volver al mercado laboral. 
Algunas de las grandes empresas cierran definitivamente y otras se trasladan a países emergentes, para la empresa bien, pues sus costes serán menores, pero para los trabajadores/as que en ellas trabajaban, solo les queda el paro, unos/as tendrán derecho a cobrar el desempleo sí, pero este se acaba y luego ¿Qué? 
Para los/as pequeños/as empresarios/as, “los autónomos/as”, son ellos/as los/as que generan y dan más puestos de trabajo y mientras que a los/as grandes se les facilita y se  les hacen leyes a medida y para su propio beneficio y no para los trabajadores/as, para los autónomos/as no hay rebajas al inverso, cada vez pagan más y sin miramientos, pues como se te pase de la fecha el pago de un recibo, automáticamente te viene, con recargo y apremio, facilidades para los/as autónomos/as ¿Dónde?, que venga san Valentín y me lo explique.
Por lo tanto mañana día 14 de febrero, habrá más parados/as y más desahuciados/as que sumen las lista de los/as miles que ya existen.
Detrás de cada desahuciado/a hay una historia, dentro de esa historia el/la protagonista es el/la parado/a, que por culpa de haberse quedado sin trabajo, le/a han desahuciado de su vivienda por falta de pago. 
El/la parado/a, dice  y repite. ¿Pero cómo? oiga, ¡que ya le he dicho!, ¡que no es yo no quiera pagarla!, ¡es que no puedo!, ¡no tengo trabajo!, ¡por lo tanto no tengo ningún sueldo!, ¡que cuando me despidieron me mandaron al paro!, ¡que me he vuelto loco buscando trabajo y no he encontrado!, ¡qué ha pasado el tiempo y el subsidio por desempleo se ha agotado!, ¡que por tener un menor a mi cargo, seis meses de ayuda no contributiva me han dado!, ¡qué tengo que ir a una ONG a pedir comida!, ¡que gracias a esa comida, por lo menos podemos tener un puchero al día!, ¡pero que si me quitan mi casa, no voy a tener donde ir!, ¡ni dinero, para poder pagar un techo digno, donde poder resguardar a mi familia del frío invierno.
El/la parado/a sigue con su retahíla, ¿no eran ustedes los “banqueros buenos”, lo de banqueros buenos lo decían ellos, supuestamente los banqueros, pues mientras tú el/la, parado/a, en ese momento trabajador/a, entrabas a un banco te ofrecía el 80% (A) de la hipoteca, pero luego un segundo la subía hasta el 90%, había un tercero dispuesto a ofrecerte el 100% (B), por fin llegabas al todopoderoso y ofrecía lo nunca visto, el 120% (C), y tú pobre ciudadanillo/a un poco anodino/a preguntabas, ¿pero para que quiero (C), si la casa que yo quiero, vale (B), ¿cómo se puede hacer eso?, volvía a preguntar con su palabrilla apenas alzada?. En aquel momento, supuestamente el banquero contestaba, no te preocupes, yo te lo voy a explicar, tu casa vale (B), eso creo que lo entiendes bien, (que ya es bastante pensaba para sus adentros), pues yo te doy (C), y, si a la (C) que te voy a dar, le restamos la (B) que tú tienes que pagar por el piso, nos va a quedar (D), y esa (D) es para ti solito, par tus caprichos, o es que no tienes algún caprichito, como puede ser comprarte un coche nuevo, y si es mejor que el de tu vecino/a, o el de ese/a compañero/a de trabajo que, siempre se está metiendo contigo en las reuniones de personal, con la misma bromita de siempre, compañero/a otra vez has llegado por los pelos a tiempo a la reunión, si tuvieras un cochazo como el mío y no la tartana que tienes, llegarías con más tiempo de antelación y así podríamos habernos tomado ese café que tenemos pendiente, (mientras él hablaba, tú estabas pensando, bueno algo de razón tiene).
Pero es que para el coche que yo quiero, aun me sobra parte de la (D).
Mejor que mejor, respondía supuestamente el ficticio banquero, te queda lo mejor, te va a quedar dinero para pagar todos los gastos de notaría y registro, pero es que además, podrás amueblar tu casa como quieras y después de que hayas hecho todo eso, (que no es poco pensaba para él, de nuevo el banquero, pues cuando empieces a firmar la letrita pequeña te vas a enterar), lograrás realizar ese viaje que siempre quisiste hacer, solo/a o en pareja, cogía un calendario y señalaba, mira queda poco para el día de san Valentín, te podrás ir al Caribe, a Cancún, e incluso  a Cuba o Brasil, (a mi me da igual, volvía a pensar, mientras haya otros como tú, yo no me muevo de mi sillón, por cada uno que  pique, a mi me queda de ganancias un pico).
Oiga y da para tanto esa (D), preguntaba el/la parado/a.
Pues claro que si amigo/a mío/a, claro que si ya se lo he dicho, ya nos encargamos nosotros de exagerar la (B) un poquito.
El remate total ya, te llamaba amigo/a, amigo/a mío/a, ¡claro está!, aparentemente ese ente, sentado ahí frente ti, te explicaba todo tan bien que, tu lo único que hacías era mirarlo con ojos de chiribitas y esa carita de lelo/a, que se te había quedado después de haberlo escuchado , entonces tu pensabas también para ti, (soy el ser más afortunado/a del mundo, voy a poder ver realizados todos mis sueños, los que tenia proyectados a lo largo de mi vida en un santiamén, pues voy a tener mi casa, dinero para pagar los gastos es escritura y registro y encima poder equiparla de un golpe y porrazo, además por fin me podre comprar nuevo coche, esto es la monda, además me podre ir de vacaciones, para relajarme después del ajetreo este, afortunado no, afortunadísimo, no sabía yo que podía hacer tanto con una nomina apenas, de mil €, ¡gracias dios mío!, no, mejor dicho ¡gracias banquero mío!. ¿Dónde me puedo ir? siguió pensando el vecinillo/a, ¡ah ya lo sé!, a París, la ciudad de de las luces y del amor, he dicho del amor, pero si es que dentro de dos semanas, es san Valentín, 14 de febrero, día de los enamorados, no se hable más y mirando a la persona que tenía enfrente le dijo).
De acuerdo, ¿Dónde tengo que firmar.
No se preocupe usted por nada, en dos días, tres máximo, yo personalmente le llamaré para ir a firmar, ya nos encargamos nosotros de pedir hora y de preparar toda la documentación, solo déjeme una copia de du documento de identidad (por lo de la actualización y eso), en esos dos días, usted tendrá tiempo suficiente para elegir el mobiliario para su casa, el nuevo coche, además de decidir donde desea viajar.
De acuerdo, espero su llamada, se pone de pie y se despide.
Mientras el supuesto banquero, sin ni siquiera hacer ademan de levantarse de su cómodo sillón, pensó “otro/a que ha picado y su vida ha hipotecado/a”. Aquí no se da tanto a cambio de nada, pero en fin que siga soñando, con su viaje, seguro que va a elegir Paris, por lo del amor y las luces, que disfrute, que  ya vendrán las sombras, entonces nosotros los bancos, recuperaremos todo lo dado, más los intereses por el tiempo que han disfrutado, se frotaba un poco las manos y seguía, les damos la (C), para pagar la (B), mientras que se hubieran conformado con la (A), que era eso lo que hasta ayer se hacía. Pues cuando despierte de su sueño le cobraremos la (C) que le hemos dado, mas la (E) de los intereses de lo que no ha pagado, pero es que además ya no podrá comprar nada mas en su mísera vida de desahuciado/a y parado/a.
Por eso ahora que estoy sin trabajo, sin casa, comiendo y vistiendo gracias a los asociaciones no gubernamentales, quien piensa en el amor y en san Valentín, si en lugar de Paris, tenía que haber elegido Italia, y allí haberme quedado, en Termi donde la tumba del sacerdote san Valentín habría visitado, pues a lo mejor así, los ojos me habría abierto, como hizo con los ojos de la hija de Asterius y por lo menos si los hubiese mantenido abiertos, seguro que más de la (A)  no hubiera firmado. 
San Valentín sabes lo que te digo, que este año no es que, no crea en el amor, que lo creo, pues a pesar de todo, amo a mi pareja,  mis hijos/as, amo la vida, amo a mis abuelos/as, amo a mis padres, amo a mis hermanos/as, amos a mis tíos/as y mis primos/as, a mis amigos/as, y vecinos/as, a mis ex compañeros/as de trabajo, (como duele mencionar esta palabra, trabajo), amo al sol al frio , a la noche y al día, a las flores y a los animales, pero es que no solo los amo, sino que además procuro respetarlos y ayudarlos no mentirles ni defraudarles y mucho menos maltratarles.
Por amar amo hasta el supuesto banquero, lo amo porque un día me hizo soñar, y si es algo que tienen los sueños es que son tuyos y de nadie más, que esos si es verdad, que nadie te los va a poder quitar, los podrás contar, o compartir con los demás, pero seguirán siendo tuyos y no de los demás.
Por lo tanto los parados, no tengamos miedo a soñar, es gratis no cuesta nada, y no tenemos que ir a firmar, ante un notario para que nos digan que, los sueños son nuestros/as.
Como dicen que los sueños hay que, contarlos para que sean interpretados y se puedan  cumplir, así que el 14 de febrero, soñemos todos/as juntos/as, que en España, no existen parados/as, que no existe gente sin techo y mucho menos gente que pasa hambre y frio, y como este será nuestro sueño, el de todos/as, pongamos todo nuestro amor y el de san Valentín, para que este sueño se haga realidad. 
Porque el amor, no es solo pensar en ti. Sino también, en los demás.
standard 72 - ▷ Día de San Valentín 📖

Deja un comentario

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Mila Reyes
Finalidad: Gestionar y publicar tu comentario.
Legitimación: Tu consentimiento.
Tratamiento: Tu comentario puede que lo revise un servicio de detección automática de spam, Akismet.
Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Axarnet (proveedor de hosting de recetasypoemas.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de Axarnet.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra Política de Privacidad
Plazo de conservación de los datos: Los datos proporcionados se conservarán indefinidamente o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. 
Para más información consulta nuestra Política de Privacidad.