en

▷ Caracoles en salsa 🐌 🐌

8376aace7af18ea8cafa499d7e69a6ec

Receta de 🐌 🐌 Caracoles en salsa. Hoy vamos a elaborar, una suculenta receta de caracoles hervidos con hierba huerto y luego, salseados con una sabrosa salsa de tomate, con pimentón choricero.

Caracoles en salsa

Ingredientes (para 4 comensales)

2 kilos de caracoles frescos (pueden ser congelados)
1 guindilla pequeña
1 ramita de hierba huerto (hierba buena)
Vinagre blanco
Agua

Ingredientes (para la salsa)

6 tomates grandes, bien maduros
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo grandes
1 rodaja grande de pan
Sal gorda
Aceite de oliva
Azafrán o colorante
Pimentón choricero (o dulce)
1 vaso de agua

Preparación de los caracoles

1. Si optamos por los caracoles frescos lo haremos de la siguiente manera: (debo decir que, son un poco más laboriosos a la hora de prepararlos. Pero, tampoco tienen nada que envidiarle a los congelados si los sabemos preparar).
 Caracoles crudos
2. Primeramente, cogemos un par de barreños bien grandes, para poder lavarlos bien y que suelten la baba.
Lavar caracoles
3. Ponemos los caracoles en uno de los barreños con agua, un buen puñado de sal gorda y un buen chorro de vinagre, e iremos dándole vueltas poco a poco, desechando a la vez todos los caracoles que estén muertos y con las conchas demasiado rotas.
4. Los iremos pasando de un barreño a otro hasta un número de tres o cuatro veces, repitiendo la operación de añadirle la sal y el vinagre al agua, así quedarán lo suficientemente limpios y sin baba.
5. Si hemos optado, por los caracoles que se compran ya purgados nos bastará, con realizar esta operación una sola vez. Más, una con agua sola.
6. Una vez repetida esta operación los purgaremos, poniéndolos en un recipiente al fuego con agua fría.
Purgar caracoles
7. En el momento en que el agua comience a hervir y echar espuma, retiramos el caldero del fuego, tiramos el agua y los lavamos con agua caliente.
8. Volvemos a hervirlos de nuevo 1 vez más, pero ahora metemos los caracoles cuando el agua ya esté caliente, en el momento en que el agua comience a hervir y echar espuma, retiramos el recipiente del fuego, tiramos el agua y los lavamos con agua caliente.
9. Los hervimos de nuevo 1 vez más, en agua caliente por espacio de unas 15 o 20 minutos, retiramos el recipiente del fuego, tiramos el agua y los lavamos con agua caliente.
10. Repetimos esta operación por última vez, añadiéndole la ramita de hierba huerto (hierba buena) y la guindilla, dejándolos que hiervan una media hora.
11. Los escurrimos y están listos ya para añadirle la salsa.

Preparación de la salsa

1. Lavamos pelamos y troceamos los tomates, lo más pequeños posible.
2. Hacemos lo mismo con la cebolla.
3. Pelamos los dientes de ajos, partiéndolos los más pequeño que podamos.
4. Ahora cogemos una sartén o cazuela, le añadimos 4 cucharas soperas de aceite de oliva y la ponemos a calentar en el fuego a temperatura media.
5. Primeramente freímos la rodaja grande de pan, que la sacamos y la reservamos.
6. A continuación metemos la cebolla en la sartén en la misma aceite donde habíamos frito el pan, le damos unas vueltas.
7. Le añadimos el tomate, los ajos, un poco de sal gorda, unas hebras de azafrán (o colorante) una cucharadita de las de café de pimentón choricero (en su defecto nos valdrá el dulce), lo dejamos que se sofría todo bien.
8. Mientras cogemos un mortero y machacamos en el, el pan que habíamos reservado y lo metemos en el sofrito con el vaso de agua, removiéndolo.
9. Cuando el sofrito esté ya hecho, lo pasamos por el pasapurés o por la batidora, para formar una fina salsa.
Salsa para caracoles
10. Por último añadimos la salsa, a los caracoles escurridos, dejando que hiervan por espacio de unos 10 minutos, sin dejar de removerlos, pero con mucho cuidado de no romper los caracoles, pasado el tiempo los retiramos del fuego.
Caracoles en salsa
11. Dejamos reposar los Caracoles en salsa, el mayor tiempo posible, para que los sabores se mezclen bien.
Caracoles en salsa

A modo de recomendación

1. Una buena recomendación, es que se hagan los caracoles el día anterior. Puesto que, así estarán más sabrosos a la hora de comerlos. Si elegís esta opción, recomiendo retirar la guindilla después de que los caracoles se hayan enfriado. A no ser, que os encante el picante.
2. Si estos Caracoles en salsa, los hacemos en verano, es recomendable guardarlos en el frigorífico. Luego, los podemos calentar un poco antes de servirlos.
3. No nos podemos olvidar, de poner un buen pan en la mesa. Pues, recordad que los caracoles están ricos. Pero, todo su sabor ha quedado en la salsa. Por lo tanto, hoy está permitido el mojar pan en ella y hasta chuparse los dedos, si os apetece. Para esta ocasión, os recomiendo unos trozos de Torta de pan con cítricos.
Torta de pan con cítricos


114 Caracoles en salsa –
(c) –
Maria Milagrosa Reyes Marrero

Escrito por Mila Reyes

Comentarios

Deja una respuesta

En Recetasypoemas (titularidad de María Milagrosa Reyes Marrero) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a milareyesmarrero@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
4653e069ed7369840191e8bf38ab8dc9

▷ Pechugas de pollo rebozadas con galletas saladas acompañadas de pimientos verdes fritos 🐓 🍪

f68bc1606a499c66a1eabd66e99d6817

▷ Empanada de atún 🥟