Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
CjFzaTFxNDI5aXQ3bzQzMGVjcXE3dmlzcjYxNTI0ODE2NTU4
Reload Captcha
Las dos cartas
 
—Pasa.
—Bien, ya paso.
—Estás dentro.
—Lo estoy.
—¿Qué ves?
—Nada, está oscuro.
—Enciende la luz.
—No sé dónde está el interruptor.
—A la derecha.
—A la derecha de quién.
—A la tuya.
—Bien, ya hay luz.
—Y ahora, qué ves.
—Una habitación diáfana.
—Y, qué más.
—Una mesa redonda y muy pequeña.
—¿Dónde está situada?
—En el centro de la estancia.
—Acércate a ella.
—De acuerdo, ya me estoy aproximando.
—Dime si hay algo encima de esa mesa.
—Sí, hay dos sobres.
—¿Qué colores tienen?
—Uno es blanco y el otro es negro.
—Coge uno.
—¿Cuál de ellos, el blanco o el negro?
—Elige el color que tú quieras.
—Bien, ya he elegido uno.
—¿Qué color has escogido?
—El blanco.
—Ahora, deposítalo de nuevo en la mesa y coge el negro.
—Hecho.
—Abre el sobre negro y saca la nota que hay en su interior.
—Ya la he sacado.
—Léela en voz alta.
—Comienzo.
—Te escucho.
—Amigo, si estás leyendo esta nota. En primer lugar, no cabe duda alguna de que, has elegido el sobre de color blanco y no a mí, que soy el sobre de color negro.
—Bien, no pares y sigue leyendo.
—Sigo.
—Y, yo te sigo escuchando.
—Solo te voy a decir que, la vida es una ruta de dos caminos. Unos eligen la ruta corta, porque, es la más sencilla de recorrer. Ellos no saben que, eligiendo esta, se pierden la esencia de la vida. Otros, tal vez los más sensatos, eligen la más larga, a pesar de tener la certeza de que, optando por esa opción, el recorrido del camino tendrá, cierta complicación. Ya que, es precisamente en ese recorrido, donde realmente van a vivir y saborear, lo que realmente significa pasar por la vida.
—¿Qué te ha parecido la nota?
—Emotiva y a la vez, con un cierto grado de asertividad.
—Me alegro el que hayas sacado esa conclusión.
—Gracias.
—Ahora, ya puedes coger de nuevo el sobre blanco y leer el contenido de su nota.
—De acuerdo, allá voy.
—Comienza cuando quieras, que yo, te escucho.
—No sé, si he sido el elegido o no. Pero, de todos modos, si me lees, te enterarás de que, lo que aquí hay escrito, está escrito con plena veracidad.
—Continúa.
—Si ya leíste la carta negra. Sabrás que, la misma te hablaba de que la vida, es una ruta de dos caminos. Uno corto y otro más largo. Yo, no te voy a hablar de ellos. Pero, si te voy a hablar de lo que hay antes y después de esos dos recorridos. Antes de tomar, uno u otro de los dos caminos. Has de tener determinación, para saber acertar con la elección adoptada. Porque no pienses que, por haber elegido el camino más corto, antes, tú vas a llegar. Ya que, hay veces, en las que ni siquiera, al camino vas a tener la ocasión de llegar. Si has sido sensato, lo más probable es que, hayas elegido el camino más largo. Cierto es que, su recorrido, habrá sido más duro. A lo largo de su recorrido, te habrán puesto zancadillas, con una única finalidad, el que te rindieras y no siguieras avanzando por él. Pero tú, con tu sensatez y también con algo de tozudez. Habrás sabido bien, como transitar por él. No olvides que, los grandes sacrificios con el tiempo, también darán sus beneficios. Y a ti, por el hecho de haber elegido el más largo, tus frutos, habrás recogido en el transcurso del mismo. La prueba de ello es que, tú a mí, a este sencillo sobre blanco habías seleccionado en primer grado.
—¿Qué te ha parecido esa nota?
—Que tanto la nota anterior, como esta, nos dan un mero reflejo de; lo que pudo ser, de lo que es, o de lo que podrá ser nuestra vida. Y de que, todo ello dependerá del camino que elijas, para por ella transitar.
­—Bien, pues, eso es realmente la esencia de la vida.

Las dos cartas

Rate this item
(1 Vote)
Last modified on Lunes, 12 Marzo 2018 21:09

Please publish modules in offcanvas position.