▷ Garbanzas hervidas 👩‍🍳 🍲

Receta de 👩‍🍳 🍲 Garbanzas hervidas. Hoy vamos a elaborar una receta de legumbres. Para ello, hemos elegido unas garbanzas.

Estas Garbanzas hervidas después de hechas, las podemos comer así tal cual. Bien secas o con caldo. Del mismo modo, podemos reservarlas para, acompañamientos de  otras recetas.

En este caso yo las he hecho para sacar caldo y tener garbanzas hechas para otras recetas. Las he separado y guardado, ya separadas en raciones para que, estén listas para su utilización.

Garbanzas hervidas

Ingredientes: (para 4 comensales)

500 gramos de garbanzas
1 cebolla blanca pequeña
50 gramos de puerro
1 cebolla morada pequeña
50 gramos de judías verdes planas, congeladas
2 zanahorias grandes
½ pimiento rojo
2 hojas de apio
4 dientes de ajo
Unos granos de comino
Sal gorda marina
1 hueso de jamón serrano (mejor si es ibérico pero, vale de otro)
Agua en cantidad necesaria para la cocción y que, sobre para guardar caldo

Preparación de las Garbanzas hervidas

1. Primeramente, la noche anterior dejaremos  en un recipiente, las garbanzas de remojo en abundante agua, añadiéndole un poco de sal gorda.
2. Al día siguiente y llegado el momento de la elaboración de las Garbanzas hervidas. Comenzamos y pelamos la cebolla blanca, la lavamos  y la troceamos en dados pequeños.
3. Después, pelamos la cebolla morada, la lavamos  y la troceamos en dados pequeños.
4. Luego, limpiamos el puerro, lo lavamos  y lo troceamos en rodajitas finas.
5. Después, sacamos la judía verde plana del congelador, la ponemos en un escurridor y la lavamos debajo del grifo con agua fría.
6. A continuación, pelamos las zanahorias, las lavamos  y las troceamos en dados pequeños.
7. Luego, limpiamos el apio, lo lavamos  y lo troceamos a la mitad.
8. A continuación, lavamos el pimiento y lo troceamos en dados pequeños.
9. Seguidamente, cogemos un caldero al que le añadimos agua suficiente para la cocción, además para que nos sobre para guardar caldo para congelar y usar otro día, para otras recetas y lo ponemos al fuego a temperatura alta.
10. Después, metemos la cebolla blanca, la morada y el puerro.
11. A continuación, seguimos añadiendo el resto de la verdura y el hueso del jamón.

Hueso del jamón Ibérico

12. Después, cogemos un mortero y metemos  los dientes de ajo pelados, un poco de sal gorda y los granos de comino.
13. Lo machacamos todo y lo añadimos a la cocción.
14. Cuando comience a hervir, metemos las garbanzas, después de escurrirlas.
15. Bajamos el fuego a temperatura media, tapamos el recipiente y dejamos que se cocine durante unos 45 , ó, 50 minutos, (de todas formas dependiendo de la variedad de las garbanzas unas veces necesita más o menos tiempo, también depende del tipo de fuego a utilizar, eso lo iremos viendo).
16. Si hiciera falta añadirle agua en el transcurso de la cocción, se la añadirá caliente, ya que, si es fría corremos el riesgo de que las Garbanzas hervidas nos queden duras.
17. Cuando Garbanzas, se hayan cocinado, sacamos en primer lugar el hueso del jamón que lo desechamos, luego las garbanzas las escurrimos, junto con las verduras en un colador, reservándolas  por un lado y por otro el caldo, el cual reservamos en el congelador en uno o varios recipientes tapados.
Garbanzas hervidas

Sugerencia

Estas Garbanzas hervidas. Pueden ser un buen complemento para, servir de acompañamiento de, unos Muslos de pollo en jugo de cebolla.
olympus-digital-camera-2772
Garbanzas hervidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba