Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
MGRmYzc2NjkyM2ZmNGY2MDA3MmVhMzA0Y2JjODJhOTIxNDk1Njk1MTY2
Reload Captcha

Cuentos (4)

Barcos de papel, compañeros hasta el final No somos nadie amigo, le decía un barquito de papel a otro, mientras navegaban río abajo. Cuánta razón tienes amigo mío, no hace tanto tiempo, éramos nosotros los que veíamos a los niños como echaban a navegar a otros barquitos, ¿lo recuerdas? y lo decía con cierta nostalgia. Claro que lo recuerdo, suspiraba éste, si éramos aún unos árboles jóvenes y bien plantados en la ribera de este mismo rio. Sí, fuimos jóvenes, mas tarde crecimos y en dos buenos pinos nos convertimos. Tan buenos éramos, que vinieron los madereros y a nosotros entre todos para talarnos nos eligieron. Si camarada y todo ocurrió en un frio día de invierno. Cierto, le contesto…
Abuela, ¿ me puedo conectar al Facebook  Abuelita, abuelita, dime hoy me puedo conectar al Facebook.   Bueno ya veremos, si terminas a tiempo lo deberes, mientras tú los haces, saludo yo a algunas amigas por Twitter.    No te preocupes abuelita que los deberes que tengo hoy, son sencillos, pues solo tengo que buscar el significado de algunas palabras en Internet a través de Google.   De acuerdo, ahora mismo te enciendo la computadora, para que las busques.   Gracias abuelita, en cuento termine con los deberes un ratito con mis amigas me pondré a Chatear.   Pero solo un ratito, pues no te olvides que con mi Blog tu me tendrás que ayudar.   Ay abuela que te…
La historia de Niqui Aquella mañana se había levantado antes de lo que era habitual en ella, normalmente Niqui, que era así como se llamaba la niña de mi historia se levantaba a las seis de la mañana, puesto que era de la única forma de llegar a tiempo al colegio. Ella vivía a diez kilómetros del colegio "El Ermitaño", era así como se llamaba el centro al que Niqui asistía cada día con su hermano Javier y su primito Francisco, las edades de los niños era la misma ocho años, ya que por providencia habían nacido los dos el mismo día, en cambio ella tenía dos más que ellos. Como ya hemos mencionado anteriormente Niqui se levantó antes de…
Vamos a hacer la lista de la compra ¡Mami, mami!, vamos a levantarnos ya ¡Mami, mami!, vamos a desayunar ¡Mami, mami!, vamos a preparar la caña de pescar ¡Mami, mami!, vamos a preparar el sedal ¡Mami, mami!, vamos a meter la carnada Vale hijo, nos levantamos ya Vale hijo, vamos a desayunar Vale hijo, vamos a preparar la caña de pescar Vale hijo, vamos a preparar el sedal Vale hijo, vamos a meter la carnada Todo esto ocurría un domingo en casa de los Gutiérrez-Duarte. Éstos eran una familia como otras tantas del pueblo costero de Galeote. La familia estaba compuesta por mamá Eugenia, papá Miguel, Margarita de diez años y Jacinto de ocho, sin olvidarnos del abuelo Ismael y…

Please publish modules in offcanvas position.